Valladolid 2030


Queremos una Valladolid mejor. Soñamos con una Valladolid que produzca y genere nuevas dinámicas sociales y económicas. Con una economía local fuerte, menos dependiente de los vaivenes de los ciclos macroeconómicos, que genere riqueza desde lo cercano, proteja la dignidad del trabajo y los ciclos naturales. Con una ciudad que ofrezca seguridad porque garantiza derechos y organiza el tiempo para que sea conciliable con la vida y con el desarrollo personal y colectivo. Y con una democracia plena, intensa, en la que podamos -y debamos- corresponsabilizarnos de la gestión de lo común.

Por eso, quienes impulsamos la plataforma Valladolid Toma la Palabra hace cuatro años y las personas que nos adherimos a esta llamada a la participación y la reflexión conjunta, recibimos con esperanza el cambio político que las elecciones de 2015 trajeron al Ayuntamiento de Valladolid: para quienes tenemos inquietudes sociales, culturales y ciudadanas, se abría una oportunidad para poner en marcha nuestros proyectos, ideas y reivindicaciones para mejorar la ciudad.

Pero consideramos que lo hecho hasta ahora es mucho, aunque no suficiente; tenemos ambición por una ciudad mejor, por eso el llamamiento que realizamos no es para ensalzar el balance de lo que haya hecho el Ayuntamiento, ni tampoco para detenernos en los errores, carencias o decepciones de estos tres años, que también los ha habido. Queremos invitar a los vallisoletanos y vallisoletanas a pensar conjuntamente con otra mirada, más largo plazo. Queremos ponernos a imaginar el Valladolid actual, pero mirando a 2030, o incluso más allá, porque aspiramos a una transformación profunda de nuestra ciudad, y sabemos que los tiempos son lentos cuando se aspira a cambios estructurales, no de fachada.

Desde ese afán por pensar en cómo es la ciudad que deseamos, lanzamos humilde pero firmemente este llamamiento. Un llamamiento a la ciudadanía, para acordar cómo queremos nuestra ciudad futura. Porque creemos que el hecho de que ciertas formaciones políticas tengan más peso en la institución municipal abre posibilidades de profundizar en su transformación, pero ésta es imposible sin una alianza entre gobierno local y ciudadanía. Consideramos que en 2015 se abrió una puerta, pero nos negamos a aceptar que se trate de cuatro años de excepcionalidad; al contrario, queremos contribuir a que no sea más que el comienzo de un trayecto hacia esa ciudad que imaginamos.

El proceso que abrimos ahora pretende arrojar como resultado un documento, redactado colectivamente, que dibuje el Valladolid que nos gustaría ver en 2030 y más allá. Para ello beberemos de las ideas, iniciativas y proyectos que ya bullen en las cabezas de tantas personas y colectivos de nuestra ciudad, así como de las prácticas de otras ciudades en las que podemos inspirarnos. Y esa reflexión colectiva la pondremos a disposición de quien quiera, para que inspire propuestas programáticas, acciones de gobierno, reivindicaciones sociales o nuevas iniciativas ciudadanas que demuestren que otra Valladolid es posible.

El 19 de octubre arrancaremos este proceso de reflexión ciudadana en un acto en el que querríamos contar con el mayor número de personas posible. Le seguirán foros de debate en los próximos meses en el que queremos contar con todas las voces, con todas las personas que sueñan con una Valladolid mejor.

¿Quienes somos?

Valladolid 2030 es una iniciativa de Valladolid Toma La Palabra, plataforma ciudadana que se creó de la mano de organizaciones políticas y activistas sociales de la ciudad para las elecciones municipales de 2015. Surge con el ánimo de apelar a las fuerzas políticas y a la ciudadanía en general para profundizar en los cambios que un gobierno plural y de izquierdas ha logrado iniciar en nuestra ciudad.

Puedes contactarnos por correo electronico en info@valladolid2030.org

Artículos